La madrileña.

La conocí en Madrid. Las estrellas de la noche no se comparaban con su sonrisa. Hacía frío y en nuestra mesa había unas cuantas cervezas vacías. La espuma en nuestros labios la limpiamos con un beso y la despedí con un "te quiero" apresurado. En París volví a verla y allí me enamoré. De aquellos … Sigue leyendo La madrileña.

Quizás mañana

   El subte para él es esperanza. Si le preguntan seguramente esquive la respuesta y termine diciendo que nada más lo usa porque todavía no tiene auto o alguna otra excusa que se le ocurra para escapar la verdad. Le cuesta decir lo que siente, admitir que se equivoca y mucho más aceptar que la … Sigue leyendo Quizás mañana